Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

 
NARCISAZO: DESAPARECIDO

Santo Domingo.- (mayo 1998).- El clamor por que sea aclarado el paradero del profesor
universitario Narciso González, Narcisazo, ha crecido a iniveles inusitados durante las últimas semanas, y ya hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se ha interesado en el caso.

Narcisazo desapareció sin dejar rastro visible el 26 de mayo de 1994, horasdespues de acudir a la estatal Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde propuso iniciar un estado de "rebeldia" nacional para "resistir" un denunciado "fraude electoral" que se alega favoreció al ex presidente Joaquín Balaguer.

El profesor universitario, que era catedrático en la UASD, se caracterizó por mantener una postura de firme oposición al régimen de Balaguer, de quien llegó a afirmar que era "lo más perverso".

En las aulas universitarias sus prédicas contra el gobierno de Balaguer no se hacían esperar y era visto con frecuencia colaborando con grupos comunitarios, generalmente cercanos a la oposición.

Poseedor de un agudo y fino nivel literario, con frecuencia concebía artículos y consignas de caracter politicos, haciendolas acompañar de "décimas" (especie de versos elaboradas habitantes de las comunidades rurales).

Durante muchos años escribió la columna EL PUEBLO SE QUEJA EN VERSO en los periódicos La Noticia y El Sol. Con sus poesías populares también llegó a la televisión y elaboró libretos para un personaje conocido comoTANO K.O En la Lucha Por la Vida.

La verticalidad de su postura opositora al régimen de Balaguer le valió la pérdida de empleos en medios de comunicación y se dedicó por su cuenta a producir revistas humoristas de corte politico en los que satirizaba a los dirigentes politicos en el poder y de la oposición de derecha.

Sus afiches, muchas veces pagados con su salario de catedrático universitario, aparecían contínuamente en las calles de Santo Domingo , las paredes de la UASD y de Clubes Culturales, a los que contribuyó a formar para "oponerse a la penetración cultural norteamericana"¨, sobre todo en las décadas de los años '70 y '80.

En las explanadas de la universidad estatal se le veía dictar charlas a los estudiantes, que lo veían como un profesor democrático "abanderado de lospobres".

Conocía al dedillo la biografía del guerrillero cubano argentino Ernesto -Che- Guevara, cuyos ideales decía admirar, mientras se mostraba orgulloso de los éxitos de la Revolución Cubana.

En terrenos de la UASD se mostraba como un crítico severo de sus compañeros de cátedras que "negaban los postulados del Movimiento Renovador", un fenómeno surgido en la academia estatal en procura de su democratización para hacerla más accesible a los sectores de menos ingresos.

Ese Movimiento Renovador definió a la UASD como una institución de caracter científico que promovía la investigación, la docencia y la extensión, mientras era decidida partidaria de defender la soberanía nacional.

Con el avance del tiempo, el "fervor revolucionario" disminuyó en República Dominicana, pero Narcisazo mantuvo la firmeza de su postura.

A mediados de 1994, un año electoral en República Dominicana, con Joaquín Balaguer corriendo otra vez por una reelección presidencial, Narcisazo escribió un artículo en la Revista La Muralla, de caracter politico y dirigida por un sacerdote católico, en la que definió a Balaguer como "lo más perverso" que había en el país isleño.

En ese artículo, Narcisazo también hizo referencia a graves actos de corrupción en la  administración estatal y mencionó a jefes militares, un cónsul y otros funcionarios como supuesto sustractores de 20 millones de dólares.

Las elecciones del 16 de mayo de ese año dieron paso a insistentes denuncias de corrupción de parte de la oposición politica a Balaguer, quien fue declarado ganador de los comicios.

Nueve días después de las elecciones, que fueron cuestionadas además por la comunidad internacional, Narcisazo arengó a los trabajadores y profesores de la UASD y les dijo que era necesario declarar un estado de "rebeldía" contra el "fraude colosoal" denunciado por la oposición y que supuestamente había sido ejecutado a favor de Balaguer, un anciano que en la ocasión tenía 88 años y estaba ciego.

El 26 de mayo, Narcisazo desapareció sin dejar rastros. Al principio, la prensa dominicana acogió la noticia como si se tratara de un simple extravío, pero contínuas versiones llegadas hasta los parientes del educador, los llevaron a elaborar la hipótesis de que estaban en presencia de un crímen politico.

El propio presidente Balaguer llegó a definir la desaparición como un "crimen" y propuso contratar investigadores "extranjeros" para solucionar el caso, mientras crecía la creencia de que Narcisazo había sido asesinado.

Periodistas también marcharon hacia el Palacio Nacional y de nuevo Balaguer prometió resolver el caso. Pero nunca lo hizo.

Los parientes de Narcisazo dicen estar convencidos de que este fué victima de una conspiración en la que estarían involucrados altos oficiales militares y de la policía dominicana.

El actual presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, acudió a terrenos de la UASD y allí debió prometer que buscaría a los culpables de la desaparición del que fuera su compañero de labores.

Al mismo tiempo, una Comisión de la Verdad que investigaba la desaparición, hacía gestiones para acudir ante la Corte Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA, la que otorgó un plazo de un mes (que finaliza en los primeros dias de noviembre), al gobierno dominicano para que de muestras de estar interesado en aclarar el caso.

Durante el período de espera, salió a relucir con fuerza el nombre del actual ministro de las Fuerzas Armadas, Juan Bautista Rojas Tabar, como presunto relacionado con la desaparición y creció el clamor para que este fuera interrogado por el juez que tiene a su cargo la sumaria.

También el nombre del cónsul dominicano en Miami Guaroa Liranzo ha salido a relucir y la Comisión de la Verdad exige que también sea innvestigado.



Escribir al webmaster, ir a la página principal